jueves, 13 de noviembre de 2014

EL CORAZÓN DE UNA MUJER



"Y en todas las exhortaciones hemos perdido lo más importante de todo. Hemos perdido el corazón de mujer. Y hacer esto no es muy sabio pues las Escrituras nos dicen que el corazón es primordial. «Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida» (Proverbios 4.23). 
Sobre toda cosa. ¿Por qué? Porque Dios sabe que nuestro corazón es la médula de lo que somos. Es la fuente de toda nuestra creatividad, nuestro valor y nuestras convicciones. Es el manantial de nuestra fe, nuestra esperanza, y claro está, nuestro amor. Este «manantial de vida» dentro de nosotras es la esencia misma de nuestra existencia, el centro de nuestro ser. Tu corazón de mujer es lo más importante sobre ti.

Piensa en esto: Dios te creó mujer. «Y creó Dios al hombre a su imagen ... varón y hembra los creó» (Génesis 1.27). Sea lo que sea que signifique llevar la imagen de Dios, tú lo haces como mujer. Asi es cómo y dónde llevas su imagen. Tu corazón femenino ha sido creado con el mayor de todos los honores: como un reflejo del propio corazón de Dios. Eres una mujer en tu alma, en la médula misma de tu ser."

"Cautivante"... Literatura de peso en oro.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.