©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

viernes, 5 de octubre de 2007

Esto es cosa de Dios...


Salmo 127:1-2

Dios mismo tiene que arremangarse y poner ladrillos, no basta con que Él lo mande, o lo mire... Él es el diseñador, el arquitecto, Él dio la visión, es el Señor de la obra, el es que se entrega, el que se implica, se desvive, vela, anima y reanima.... y hasta que Él no interviene, en vano trabajamos el resto.
Él no dijo vamos a trazar un plan de salvación y vosotros lo vais a hacer...
Él se hizo hombre, y murió como un cordero... se arremangó y se manchó las manos y todo el cuerpo... de sangre.
Podemos dejarnos la piel en esta obra, contribuyendo a construir "la novia", nuestra vida o la vida de otros, pero Dios es el que dice: “ahora!”
... canto gradual, para Salomón.... para alguien que edificó mucho y muy equivocadamente... se llenó de cosas construidas por su propia mano... y por eso, no encontró más que “vanidad de vanidades, todo es una mierda.”

(sólo por hoy, es gris)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.