miércoles, 22 de marzo de 2017

QUIÉNES somos?

Somos una manipulación meticulosamente intencionada?
Quiénes somos?
Si el arte implica creencia, podremos darle más cancha a la imaginación y hacer más cócteles de tendencias e intereses, sin lamentarnos por las consecuencias de una sociedad que vive sus libres decisiones?
Podremos llegar a creer ser tantas cosas como puertas se abran?
Cuando no haya nada por lo que rebelarse y lo que se aclama para ser aceptado por "normal" se convierta en normalidad aburrida, cuando el morbo pase, llegará el ser humano a ser capaz de mirarse al espejo y ser realmente sincero consigo mismo?
Podrán nuestras futuras generaciones saber quiénes son? No querer ser o sentir que sienten que son, sino saber quiénes son en realidad. Pues tal vez pasamos más tiempo reivindicando QUÉ somos, sin querer profundizar en QUIÉNES somos. 

Hay dos verdades reales, una es que el ser humano siempre va a seguir inventando cosas, y la otra es que al final del camino, cuando llegue el hastío y la honestidad privada, sólo el Origen de todo volverá a dar RESPUESTAS e IDENTIDAD al ser creado.
Mientras se transite por el laberinto que se ha creado esta sociedad de puertas abiertas, algunas respuestas permanecerán plantadas firmes a los lados del camino. Allí estarán, visibles, ridiculizadas, silenciadas e incluso agredidas, pero nunca muertas. Porque la Verdad está para ser punto de partida y punto de encuentro en cualquier punto de la historia de la vida.

La verdad tiene propósito, tiene sentido, tiene ciencia, tiene objetivos y tiene su marco de seguridad. Si saltas, estás fuera, eres libre, y estás expuesto. Si te quedas, serás de los del montón, no serás popular, pero vivirás una vida plena.
El fin de todo es entender que uno no es su propio dios. Que el hombre no posee ninguna respuesta, y que si las crea, debería responsabilizarse de dos cosas: aceptar sus propias consecuencias y recordar el camino a Casa. 
... siempre hay fiesta en la casa del Padre. Y mientras haya ausencias, siempre habrá Alguien mirando al horizonte, con la vista puesta en el laberinto. Aguardando ese abrazo, mientras revela la Historia.
(Eunice Vidal)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.