©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

sábado, 31 de diciembre de 2016

Bienvenido 2017

Si tuviera que hacer un balance de este 2016, sería bastante complicado resumirlo y definirlo. Me viene una imagen perfecta que resumiría un poco este año. "Abriendo miles de regalos en el conservatorio de música" Me explico. Cada vez que subía a examen en el conservatorio, era como dar a luz. Me ponía realmente enferma. Sus contracciones, sus dolores agudos, sus temores y esperas, su complicaciones y esfuerzos, esa incontrolable tensión... creo que esos años quedé traumatizada por apenas unas horas al año. (Querido Colomer: Dios te bendiga) ühh...
Pues por otra parte es como si estuviera disfrutando de la emoción, la fortuna, el propósito y la generosidad de Dios al abrir miles de regalos de vida. Así que, este 2016 ha sido como "vivir en la sala de examen, abriendo regalos."

Duro y grato. Cada año he lanzado al cielo las mismas preguntas, he pisado suelos distintos pero con mismas historias. He paseado, andado, corrido, sprintado y parado en mi bucle particular. Y de pronto, en uno de esos regalos desenvueltos, una pequeña pieza se metió en el mecanismo atascando la rueda. Lo demás no ha sido "coser y cantar", pero la verdad, no sé cómo, ni cuándo, pero tengo mucho cosido y todo un musical. Desenvolviendo regalos he tenido respuestas, herramientas, palancas, confidencias del Cielo, cumplimiento de promesas, posesiones,    ... todo, durante esa breve tribulación momentánea. Esa que ni es leve, y tampoco momentánea, depende de quién lo mire y de qué punto de la historia. Lo que sí sé es que peso un poco más, y no sólo físicamente, lo cual es cierto, sino que, como dice Pablo, produce más excelente y eterno peso de gloria. Es lo que cuenta.

Estoy más que agradecida, más que bendecida, más que _________________ * defina usted lo que quiera. Ha sido más que positivo.
2016, donde Su gracia ha sido derramada sobre mí, y un 2017 donde espero dar por gracia lo recibido. Tengo más de lo que empecé en este año. Tengo mucho en lo que invertir. Dios es sorprendentemente bueno. Y hasta aquí el inventario anual.

Doy la bienvenida al 2017, y a su gran escuela!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.