©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

viernes, 11 de noviembre de 2016

19 y volando.


El año pasado te felicité tus 18 plumas, y sabía que ibas a volar, aunque fuera demasiado pronto. 
Me alegro de no haberme equivocado. Reconozco las impresiones de parte de Dios a leguas, y bendigo el proceso de vida en ti.

 Hoy, arrancas con tus 19 recién estrenados, con más responsabilidades que antes, más compromisos que ayer, más experiencias sobre tus espaldas, y una imagen más precisa de Dios que incluso hace unos meses atrás. Y me alegra ver cómo te esfuerzas cada día por tirar adelante todo lo que tienes en tus manos, y en lo que Dios te ha ocupado en este tiempo.

Has vivido mucho en tu corta vida, creo firmemente que eres el hombre más preparado y con más herramientas en tu cinturón de trabajo que he podido conocer. Como también sé que sólo tienes que RECORDAR todo lo que se te ha enseñado para poder avanzar. Has tenido la mejor escuela, y las mejores enseñanzas, aunque tal vez no hayas tenido el mejor ejemplo. Pero Dios te bendijo con mucho, y has comprobado que el dolor también enseña. Echa mano de tu cinturón, son verdades absolutas que proporcionan vida y paz.

Te quiero como nadie podrá quererte nunca. Te admiro por  haber adelantado este año en algunas cosas, cuando ya no se daba más crédito por ti. Y me entusiasma ver todo lo que Dios tiene preparado para tu vida en esta nueva etapa.
Sólo pido para ti este año una cosa: SABIDURÍA DE LO ALTO. Sólo eso, nada más. 
Te echo de menos, supongo que el haberte independizado ha mejorado muchas cosas, y estoy segura que lo hicimos bien. No importa opinión alguna. Continua adelante. Dios está contigo, continúa caminando con Él.

Te quiero todos los días y el doble los domingos. Palabra de Honor.
Felices 19. Feliz vida.

Pd: Sabes bien que esta es nuestra mejor foto. ühh.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.