©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

18 plumas para un pájaro...


He estado todo este tiempo tejiendo plumas para tus alas, sé que volarás y no tengo intención alguna de retenerte. Tu corazón está conmigo y desde dónde sea, seguiré estando contigo.
Pluma a pluma, día tras día, lección a lección, has ido aprobando y suspendiendo; así es la vida. Palabra tras Palabra, oración tras oración, he intentado que fueras parte y entendieras lo que Dios ha ido trayendo a nuestras vidas. La ley de la siembra, eso es lo único que consuela a una madre. Dificultad tras dificultad, risa tras risa, hemos compartido, llorado y disfrutado de todo. He intentado crear motivos para impulsarte fuera y para retenerte dentro. Y ninguna de las dos cosas han sido fáciles, cuando no es una quién lo planea. Pero has sido un gran aliado de lo poco y de lo mucho: GRACIAS!!! 

Palabra de honor tras palabra de honor y te quiero tras te quiero, se ha construido tu vida. He podido fiarme de ti, y siempre nos ha funcionado. Eres de fiar. Totalmente.

Sobre tu piel interior se anclará cada pluma que dará fuerza y altura a tu vuelo. Recupera lo dejado a parte, sin esos anclajes muchas plumas podrían desprenderse de tu piel y hacer que tu vuelo ni fuera seguro, ni estable. 
Pero sí, estoy orgullosa de ti, y a la vez deseo que no te confíes con lo que has aprendido, para que vayas a por más, y a por todo lo mejor en Dios. Deja que Dios te perfeccione y perfeccionarás tu vuelo. 
No importa si hay tristeza en mi alma por tu inminente vuelo, estoy preparada para este momento. Porque al fin y al cabo, las mamás deben tirar del nido a sus pequeños, para que vuelen. Tú aprendiste antes a caminar, confío en que tu vuelo será controlado desde los cielos. Porque esa es mi oración diaria, ese es mi grito y desvelo, y el anhelo que sube hasta el mismo trono del Altísimo.

18... Legalmente eres mayor de edad, pero que sepas, que SIEMPRE te amaré, venga lo que venga, primogénito mío, siempre serás mi pequeño pajarillo. 
Felices 18! 
Te quiero todos los días, y el doble los domingos! Te quiero siempre!! ツ 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.