viernes, 29 de mayo de 2015

...como siempre.

Lejos o cerca, tu corazón siempre seguirá cautivando mi alma. Me alegro de que no te enteres, pero te quiero con un cariño imborrable. Por los viejos, y nuevos tiempos! Cada año que sumas es un enorme reto, porque nadie es experto en lo que vive, pero se hace entendido aferrado a la Roca. Ya sabes, con uñas y dientes, no te sueltes! Celebro tus nuevos 365 días que tienes para disfrutar las oportunidades del Maestro; para todo lo que tienes que afrontar y descubrir, pensamientos de paz y no de mal, para darte el fin que esperas. Te requetequiero, como siempre! Felicidades!  (Jer.29:11)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.