©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

miércoles, 8 de abril de 2015

Averías que te remueven el corazón más allá de tu necesidad.


Debido a una avería en casa, no he tenido ni presión abajo, ni agua arriba. Y ha sido para mí muy difícil e incómodo. Nunca pensé tanto en las personas que no tienen agua como en estos días de Semana Santa. Y me da rabia porque veo en mí la pasividad y la ignorancia de lo que ocurre alrededor de este globo... como siempre, hasta que me toca a mí. Aiiiiii...
En ambos sentidos, muchas personas alrededor del mundo mueren por falta de agua, y por agua que es portadora de muerte. La incomodidad de irla a buscar a kilómetros y transportar litros a cuestas, es inconcebible, pero es una rutina en lugares de África y otros muchos países en conflicto. Lo triste es que el resto del mundo nos hemos acostumbrado a ello. 

Sabemos que Dios es Agua Viva que quita la sed, y nosotros canales que transportan Su vida y persona. Muchas ONG'S y ministerios, se mueven para proporcionar pozos de agua potable en lugares inhóspitos, y ayuda humanitaria en momentos de catástrofes y guerras. Y gracias a Dios que es así. Pero hasta que algo pasa y es noticia, nada sacude nuestra conciencia, ni nos enfrenta con otra realidad que no sea la nuestra.
 
Somos alma, cuerpo y espíritu, y la necesidad de cubrir nuestra sed debería de ser integral.
Hoy clamo a Dios por un mundo donde nadie muera de sed, ni enferme por agua contaminada.  Donde puedan conocer a Cristo, beber y dar de beber a sus hijos. 
Clamo por oportunidades donde ser cántaros a mi alrededor, pozos, tuberías, vasos, fuentes, ríos, y nunca cisternas estancadas. Oportunidades donde ser efectivos y sanos, sin adulterar el contenido, ni enfermar a los que tratan de acercarse a Jesús. 
Medios, agentes de sanidad, de cambio, de revolución, personas samaritanas, libertadores en el nombre de Cristo, sonrisas que sanan, abrazos que renuevan, miradas que den esperanza, palabras que restauren... Agua que tuvo un encuentro con Jesús.... Be water my friend!!
Clamo al Agua de Vida para que se derrame sobre los olvidados, y sobre nosotros, los más bendecidos y más acomodados. 

Hoy clamo como tantos que gritaron a Su paso: "Jesús, hijo de David, ten misericordia, sí?"

" Pero el que beba del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le daré se convertirá en él en una fuente de agua que brota para vida eterna. (Juan 4:14)

Jesús es el Agua de Vida. #BeYissesmyfriend


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.