viernes, 6 de marzo de 2015

¿Que quién es este?

Otro detalle del pasaje de hoy: En Marcos 4:35-41

Hace 1 minuto estaban con el agua al cuello y minuto después solo se escuchaba el ligero golgoteo del agua alrededor de la barca.... 


Me imagino a los discípulos pensando: ¡¡Qué ha pasado!! Llevamos un rato luchando contra el viento, ¿y era tan fácil como decirle: ¡Cállate!, ¡Silencio!?

Qué fue, qué pasó, qué poder sobrenatural hay en este hombre y por qué le obedece el mar, seguro que yo lo dije para mis adentros, y hasta en mi desesperación lo debí gritar por miedo a perder la vida... ¡Por favor, que pare!!! Y nada pasó...

Después de lo ocurrido, y de las palabras de Jesús, seguro que el resto del viaje lo pasaron en un silencio personal y algunos cuchicheos... en una especie de autoevaluación, bueno, al menos, yo lo hubiera hecho..


Lo que era evidente es que llegaron a la otra orilla, con un conocimiento más explícito de a quién estaban siguiendo y por el que lo habían dejado todo. Sin duda su temor y su asombro era mucho mayor que antes de aquel suceso.

Eso me lleva a preguntarme si salgo de las tempestades de mi vida con un mayor asombro y concepto de Dios que antes de entrar en ellas... Si me paro a hacerme las preguntas necesarias para fortalecer mi fe, y si por casualidad en la siguiente tormenta reacciono de forma más favorable en la adversidad.



Ellos se decían entre sí: ¿Quién es este que hasta el viento y el mar le obedecen?

Pues, es el Creador de a quienes se dirige... y tales elementos naturales reconocieron Su voz.
"Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten." (Col.1:16-17)

Me pongo a pensar desde un par de posiciones: 

Desde la posición ACTIVA: (Viento y mar)
Tan pronto el viento y el mar, escucharon la voz de su Creador, se sometieron bajo Su autoridad. Él es el Señor de mi naturaleza caída, en medio de mi mundo caótico, sólo él puede abrir su boca y crear paz. Sólo Él puede poner mi vida en orden. Pero, ¿Reconozco yo Su voz?... ¿Soy obediente?, ¿enmudezco al instante?, ¿me levanto a Su voz, despertando a realidades espirituales?, ¿me dejo guiar por su voz o por el contrario me convierto en fenómenos destructivos? .... 

Desde la posición PASIVA: (Discípulos)
Tan pronto como la tormenta se desata, los discípulos comienzan a solucionarlo desesperadamente, olvidando que todo lo que ocurre está controlado y sujeto por Aquel que "duerme".
"Dirijo la mirada a las montañas; ¿de dónde vendrá mi ayuda? Mi ayuda viene de Dios, creador del cielo y de la tierra. Dios jamás permitirá que sufras daño alguno. Dios te cuida y nunca duerme. ¡Dios cuida de Israel, y nunca duerme! Dios te cuida y te protege; Dios está siempre a tu lado. Durante el día, el sol no te quemará; durante la noche, no te dañará la luna. Dios te protegerá y te pondrá a salvo de todos los peligros. Dios te cuidará ahora y siempre por dondequiera que vayas". (Salmos 121:1-8 TLA)

Acudir a Jesús es el paso principal ante cualquier problema de la vida, sea exterior o interior. 


¿Recurro a Él o intento solucionar las cosas por mi cuenta? ¿Dónde pongo mi fe? ¿Hacia dónde levanto mis ojos? ¿Me invade el miedo y el pánico olvidando que estoy segura en Dios y que Él cuida de lo que ocurre alrededor de todo lo que tiene que ver con mi vida? ¿Sé quién es Jesús? 



Hay un momento en el que vuelves a la orilla. Un momento en el que pasas al otro lado.

La tormenta ha cesado, y tú no puedes llegar siendo la misma persona.
Jesús habla, y es hecho. Ocurren cosas, se producen cambios, creces bajo Su autoridad, se abren tus ojos... 
La voz de Jesús crea, produce, y eso es lo que anhelo para mi vida.
#beYissesmyfriend


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.