viernes, 30 de enero de 2015

Preso del deseo de escapar...

"...hay una cosa que nunca debemos olvidar. El hombre seguirá siendo humano, porque no puede cambiar su propio ser creado, independientemente de lo que piense de sí mismo. Nunca puede alejarse del lugar que le fue asignado en la amplitud del universo creado. Esto significa que el hombre nunca puede ser feliz con el hecho de estar "cautivo en la caja". Sabe que en realidad es más que un átomo o un animal enjaulado. Y, por tanto, desea escapar de la caja, aunque los principios de su propia filosofía le nieguen la posibilidad de hacerlo. Solo puede protestar contra la deshumanización de la sociedad actual, el sistema..."


Capítulo: Las raíces de la cultura contemporánea
Arte moderno y la muerte de una cultura - Rookmaaker

Gracias, Tirsa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.