miércoles, 3 de diciembre de 2014

Viene una remesa de gente grande!

Hoy Dani y Eunice me han dado la mejor noticia del día. En medio de la impaciente espera de Caleb, nace Josué Daniel... Una remesa de gente grande, que Dios levanta en medio de una generación en apuros. Padres increíbles, consagrados, con principios no negociables y un temor de Dios palpable. Llenos de dones efectivos, una cercanía a Dios visible y un carisma envidiable. Siervos que sirven y siervos que sirven. Con valores que serán la base para los que vienen detrás.                                                                                         Hoy, aunque nació el 29 de octubre, nace una propuesta para impactar el Reino. Porque hay cosas que no se lanzan en ceremonias, sino que se traspasan naturalmente de generación en generación porque hay padres en alerta, despiertos a lo espiritual y que viven su fe sin fingirla y sin contaminarse.  Lo que se siembra, se recoge.                                                                                                                       Buen nombre para el pequeño. Lleno de arrojo, poder y destreza.  Con un espíritu diferente.                                          ¡¡¡Cómo les quiero !!! Dios con ellos tres. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.