©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

domingo, 12 de octubre de 2014

¿Qué sucedería su tu aprendizaje doctrinal fuera similar a esto?

Como podemos ver, si a un niño le enseñas desde chico que el sol es la luna y la luna es el sol, este de grande crecerá con esta idea. Cuando le digan que esta equivocado, su defensa de la mentira será absoluta, no porque le guste la mentira, sino porque fue educado en la mentira y eso defenderá como verdad.
Del mismo modo muchas enseñanzas doctrinales que hemos recibido se encuentran equivocadas.
¿Alguna vez te encontraste defendiendo algo que de después te diste cuenta que estabas equivocado?
La cuestión es que nadie aprende lo que cree que sabe, por tal razón nuestra postura ante Dios debe de ser humilde y reconocer que por mas que le conozcamos, siempre nuestro conocimiento de el será como el de Job, muchas veces hablamos cosas que no entendemos, cosas demasiado maravillosas que no comprendemos.
Siempre debemos de estar dispuesto a aprender mas de Dios; pero ese aprendizaje siempre se debe de acompañar con una búsqueda personal de Él y con una correcta exégesis de la Biblia.
Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: No andaremos. Puse también sobre vosotros atalayas, que dijesen: Escuchad al sonido de la trompeta. Y dijeron ellos: No escucharemos. (Jeremías 6:16-17)
Muchas veces esta es nuestra postura con respecto a la sana doctrina, no preguntamos por la senda antigua, no miramos a través de la historia que fue lo que siempre se enseñó, no se investiga de donde surge cada línea de pensamiento errónea. Y cuando Dios pone a siervos para que nos den a conocer el buen camino, no le escuchamos.
Recuerdo que de chico me enseñaron que al orar se debería de hacer siempre con los ojos cerrados, porque si alguien es liberado de un mal espíritu, este busca entrar en otra persona y entra por los ojos. GRACIAS A DIOS que crecí y fui liberado de esta enseñanza.
Este es u desafío para aquellos que quieran conocer mas de Dios: Paráte en el camino y mira, pregunta por la senda antigua, por el buen camino. Investiga que fue lo que siempre se enseño y ahora no se esta enseñando.
Preguntate ¿Soy Cristo-céntrico? O el centro de toda mi doctrina, el centro de toda mi filosofía, el centro de toda mi enseñanzas ya dejo de ser Cristo y ahora paso a ser el corazón del hombre, su sanidad, su salvación, su transformación y sus deseos.
Dios te bendiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.