©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

jueves, 11 de septiembre de 2014

Qué es lo que hace que sea lo que soy...

Alguien me dijo algo que, la verdad, me encantó, pero que no supe encajar en su momento. Me pareció algo poético y agraciado,  pero en realidad le he estado dando vueltas a este asunto."Que estés tan bien, que el fruto de cada estación sea el apropiado" 
Wow... ¿Qué es lo que hace que una mujer sea mujer? ‪‪Lo de la belleza creo que no es una opción válida, ni siquiera una propuesta.  Quizás se base tan sólo en que ella de a luz a una multitud de niños,. (No, porque las mujeres estériles no serían entonces mujeres... Esta tampoco vale.)   ¿Su habilidad en la cocina?... (pobres "sin género" que no saben cocinar....no!.)  ¿Y el éxito en entender a su marido? (Apañadas estaríamos todas, mucho menos!!)...  No sé, cualquiera diría que lo que caracteriza a una mujer es su "destreza de malabarista" para lidiar con un sin fin de proyectos sin que cunda el pánico o caiga en crisis?...   ‪No, en serio ¿qué es?... ¿es algo diferente, hay algo más?


 Aun casada, y por mi situación surealista, me he sentido como si estuviera en un patrón de espera, precisamente en eso,  esperando a que la vida comience en algún momento. Y la verdad es que no he sabido aprovechar el tiempo, ni mis tiempos. Para qué mentir. La vida es una secuencia de experiencias, donde nada sucede por arte de magia, ni por cursillos rápidos efectivos, ni por atajos.... aquí, quien quiere avanzar, ha de saberse bien la lección para seguir con la siguiente. Así que, si hay algo que se debe apreciar en esta vida, es que el tiempo es un bien preciado para asegurarse las victorias.
Dios dijo, “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza;..” (Génesis1:26)

Lo que hace a una mujer ser mujer, es simplemente que es portadora de vida, aunque esté sola, y nunca tenga la maravillosa experiencia de dar a luz un bebé. Creada a Su imagen y semejanza, con una identidad de un Dios sensible y cautivador, emprendedor y creativo, trabajador y multiplicador. En el ADN de la mujer corre todo lo divino, aunque esté hecha de carne y hueso. Paciente, impulsiva, equilibrada y hormonalmente atracción de feria...Dotada de una forma de ver y sentir el amor y la vida, en todas sus formas existentes de manera que un hombre no la alcanza a entender...  

La mujer SANA, es capaz de producir vida en su entorno, ella está "COMPLETA solamente en Su Amado", aunque haya "un complemento suelto y vagando por el mundo"... Lo que la hace mujer es el propósito de Dios, su identidad en Él, todo lo que Dios ES, fue volcado en un recipiente tan frágil como es ella. Por eso levanta pasiones, por ello atrae sobrenaturalmente, engancha, asombra, proyecta, transforma... una mujer sana, es mucha mujer para un hombre... =)
Pero alguien me dirá: "Eni, Dios también volcó todo lo que es Dios en el hombre"... - pues claro!! Y eso es lo que lo hace Hombre. NO es su belleza, ni cuánto gana, ni cómo trabaja, no es lo valiente que sea, ni las decisiones que toma... lo que lo hace hombre es su parecido a Cristo, Su imagen no deformada, su mayordomía bien entendida lo hace más interesante, pero no perfecto. Porque el hombre y la mujer ya son perfectos en Cristo.
(... aunque, dejémonos la vida en mejorar, señores)... =)
Todo lo creado, tiene su firma y nos habla del Creador; el hombre y la mujer tiene el carácter y el parecido a Él... Dios tiene Su imagen caminando por las calles. 
Menudo privilegio, tremenda responsabilidad... vaya marrón.!!

En fin. Que ‪NO estoy en "la sala de espera", ni tampoco en mi "callejón sin salida". Querido mundo, puedo sentirme así algunos o bastantes días de mi curiosa vida, pero sé que Dios me ha puesto exactamente donde Él me quiere , en "esta estación" en particular.

Vale, puede que esto sea precisamente lo que me de más rabia de mi sangrienta batalla, pero como mujer que espera en Dios, sé que puedo dar buenos frutos para su gloria, incluso cuando mi corazón se está rompiendo o mis sueños se ven frustrados de nuevo. ‪En "este lugar suspendido en el aire", donde aparentemente no pasa nunca nada, está también expuesta mi feminidad y debo desarrollarla sanamente. 
Puede que esté en una etapa improductiva, infértil, como diría yo,  o involuntariamente soltera, y que desde luego, no es la temporada que volvería a elegir, ni mucho menos,  ‪pero es la mía, y es un regalo de Dios. ‪

En ella puedo florecer o marchitarme. ‪Puedo esperar en Dios o desperdiciar Su propósito y provisión . ‪
Sé que Él me ha dado todo lo que necesito para dar buenos frutos en esta temporada. ‪No tengo que esperar hasta que me case de nuevo o tenga otro bebé en mis brazos. Soy mujer, y mi feminidad no depende de esto... ‪Por la obra de Cristo, tengo todo lo que necesito para hoy, en Él. ‪
Así que.... Sí, yo también te deseo que "el fruto de cada estación sea el apropiado"... gracias!

“Porque en Él, habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en Él, que es la cabeza de todo principado y potestad “(Colosenses 2:9-10).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.