©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

sábado, 9 de agosto de 2014

Castillos se desvanecen... en el último suspiro de la luz d la noche.

No sé si sabes que te fuiste, sin dar explicaciones, sin molestarte en cómo estaba, en qué pensaba, en qué sentía... No sé si entiendes que te esperé mucho más que dos años: dos años y dos semanas que cundieron como 20 décadas... eternas, irrespirables, molestamente silenciosas y faltas de ti.
Para qué apareces removiendo el pasado? Tú y tus ataques de nostalgia, tú y tus palabras confusas de quiero y no quiero...
No sé si sabes que te has ido y has roto mis sueños, mis posibilidades, te has llevado mi suelo, y me has dejado en el aire, me has quitado la confianza en un mañana. Te has ido y me has dejado más confusa y perdida que he estado nunca.
No sé qué hacer con lo recibido, con lo prometido y tus inseguridades...
No sé si sabes que te amo aun después de tus desprecios y humillaciones, que es más fácil perdonarte tus desplantes que intentar respirar sin ti. Que los días no tienen sentido, ni un rumbo, ni un destino, ni un propósito, ni un norte, ni dirección, ni ilusión, ni acierto, ni aliento, ni fuerzas para volver a empezar.
No sé si sabías que se te acababa el tiempo... pero así de importante era dar la cara, perder los miedos, aunque sólo fuera para decirme "adiós"... 730 días eran demasiados para tanto silencio... te hubiera esperado TODA la vida, con un simple, "quiero, dame tiempo"
No te faltaron huevos, te faltó darte cuenta que vives metido en jaulas, impuestas por otros y por ti mismo.
Espero que en el manual del misionero venga escrito tu permiso para tener mascotas, que alivien tu soledad y el vacío de tu Edén de 2m, pero como todas las cosas impuestas por los hombres no te saciará... pues lo que Dios dijo fue que la mujer era quien completaría al hombre. Ojalá alguien te complete, pues .... te lo mereces, aunque no sea yo.
Te amé, te amo y siempre te amaré... siempre más. Ve en paz. 
Dios contigo, amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.