©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

lunes, 16 de junio de 2014

Cuatro paredes...

Todo viejo, todo muerto o queriéndose morir, recuerdos que levitan en el aire y son abrazados con desespero, nada se renueva, el aire es pasado, el suelo es vieja historia, los techos se hunden bajo tu cabeza, el agua no corre, agua estancada y sucia, no lava tus pies, los enferma.
Encierro, oscuridad, y repetición de cosas, de herencias, de palabras, de días, de miserias.
Nada es movible, todo esta clavado en el suelo con la misma tenacidad como se aferran las voluntades pasadas, espíritu de muerte, espíritu de soledad, odio, rencor, sospechas, silencio y palabras cargadas de favoritismos.

Entendimiento oscuro, no se respira claridad, no se respira hogar, uno vive siempre de prestado, siempre en deuda, siempre sentada correctamente, siempre midiendo lo que comes...
No hay amigos, no hay visitas, no hay invitados... demasiado pobre, demasiado sucio, demasiado viejo, demasiadas fronteras, y demasiadas armas preparadas, apuntando una batalla inminente....


Estancada vida ésta, llena de tristeza, de impotencia, de "imposible ningun extra barato si entrar en banca rota".  Un pequeño apunte, a modo de recordatorio penoso, como bien me recuerda Josué: "Toda nuestra vida hemos sido pobres, siempre dando pena, siempre sin poder hacer nada". ... Me siento una fracasada. 
Mala vida y con Jesús, no entiendo absolutamente nada, ni un respiro, ni un avance, ni una alegría, ... y como una trampa, lo que pareció ser en primera estancia algo temporal y una ayuda, resultó ser otra cárcel nueva donde quedarme prisionera, qué... ¿Otros 20 años?   ... de 20 en 20.

A ella, no es fácil cuidarla, porque hay tanta basura pasada, imposible de sanar... más basura encima, por si yo no traía poca... Se atrinchera entre sus sábanas, y su enfermedad, entre sus puertas cerradas y su silencio, que abre y rompe para sacar lo que esconde su corazón.
 No quiero oírla!!...y que Dios me perdone.  Ella va acortando sus días, que para mí se multiplican por horas, sin que nada cambie...  Te das cuenta que todos estos años de separación, estando en Burgos, de conflictos familiares y eclesiales, de enemistades, de kilómetros, te han separado tanto, tanto, tanto, que... no tengo nada de que hablar con ella. Todo son arenas movedizas, donde si entro, muero. Así que me limito a alimentarla, a ordenar su medicación, y a ver cómo "la he invadido su casa, restándole espacio y limitando la a su habitación, muentras dejo que me mantenga"  ... saltan chispas, y yo no tengo fuerzas para correr, ni argumentos para que sane, pues no estuve, así que no sé qué es verdad y qué no es... Callejón sin salida.

Ya no pienso de dónde vengo desde hace meses, ni lo que he vivido, ni recuerdo que he pasado años quedándome dormida en medio de mi llanto... no he olvidado muchas cosas, sólo he dejado de pensarlas. Pero tanto cúmulo de desatinos, me ha paralizado, me ha convertido en una mujer tremendamente insegura.

Aun así, lo peor de todo esto viene ahora, ahora es cuando la matan:
Volvería a decidir absolutamente todo de igual manera en mi vida, porque, excepto mis pecados, todo lo he decidido bajo mis convicciones y el temor de Dios. TODO!!... ¿He sido sobre limitada? ¿He sido probada y he fracasado? ¿Han sido insuficientes mis fuerzas, mi fe, mis esperanzas en Dios? ... Han sido lecciones nulas. PROU!!... 
Aquí me bajaría del carro, pero como si se tratase de un puro suicidio o una decisión macabra, sé en quién he creído y sólo quiero mantener mi "aunque Él me matare, en Él esperaré"...
Por eso NO ENTIENDO NADA... Estoy convencida, por deducción simple, que todo lo que curre es DECISIÓN INTEGRA DE DIOS.... no sé si parece más mi enemigo, que alguien que opera a mi favor y me ama.
No conozco mayor tiempo de paz que éste, de descanso, de recibir, de lo que quieras pensar, y es el tiempo en que parezco estar más destruida y desorientada de nuevo, como improductiva, estancada, incorrecta, insegura, incapaz, sin sueños, inamable (palabra nueva para decir lo imposible que es que un hombre se enamore de mí, y no le culpo)... a veces, creo que me he vuelto loca de amor y eso es todo cuánto me pasa...
Creo que cualquier cosa que he vivido podría haberlo superado si hubiera tenido alguien con quien compartirlo, alguien sobre quien llorar y que me abrazara, alguien que orara conmigo, que me hiciera creer que voy hacia algún lugar, hacia otro lugar, y no que me quedara remando en círculos en sus aguas estancadas... Alguien que invirtiera también en mí, y no sólo en él. Alguien que, me cuidara y me hiciera sentir completa y no cediera tan amablemente su sitio, y luego fuera mi inquisidor.




Da igual... No es Jesús quien me completa como mujer. Me completa como persona, pero eso ya lo he tenido 28 años. Cuando me convertí. Pero quien me diga que es Jesús quien me completa y no necesito nada más para no sentirme vacía, ¡¡que corra!!, porque a estas alturas, esta princesa se convierte en el Increible Hulk... ¡¡y paso por todos los colores.!!


Hoy no es un buen día, como no lo ha sido desde hace 22 años. Esta soledad y desarraigo es lo más parecido a una vida de  "no saber de dónde vienes, ni a dónde vas, de no saber quién eres y no sentirte nada....   de desaprender en lugar de aprender, de olvidar, de recular, de perder"... Y es que, no merece la pena vivir tanto, Jesús... no, si nada cambia, no si encima me presentas gente, y luego .... bah, déjalo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.