©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

miércoles, 5 de febrero de 2014

Silenciosa...

... creí haber llegado a casa, porque en verdad así me siento, en casa... En casa, cada vez que se rompe el silencio... es como ponerse las zapatillas cuando uno llega.. no sé si me explico.
Si algo aprendí  en estos 20 años es a diferenciar... A diferenciar entre hogar y compartir casa, entre gente escepcional que te dan una amistad única y gente común que no pasan de conocidos, entre compartirlo todo como algo vital y forzar las cosas porque no fluye, entre caminar juntos y simplemente ir... entre preferirse y acostumbrarse a estar, entre sentirse completa y perder tu identidad...
La soledad es mala compañía... Se aprende, pero confieso que yo no pude hacerlo... Y es que hay personas que lo llenan todo y otras que jamás echarás en falta. Personas que repiensas y personas que te las recuerdan de vez en cuando... tal vez..
Todo cuanto sé es que el día cambia, mi estado de ánimo cambia, mi cara cambia... Todo cambia cuando el silencio deja de ser... Pero eso sólo me pasa a mí... Y creo que todo esto parece tan absurdo, que roza la "absurdidez" por todos lados. ..esto así no marcha, con tanto silencio, con tan poca sinceridad y falta de coraje...
"Sería fácil"... Ya lo dice la canción, pero no ... Para mí NO lo es. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.