©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

miércoles, 26 de febrero de 2014

Que siga la función, que no es lo mismo que el Show...

"Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios." (Heb.12:1-2)


Vivo en directo, no hay ensayos. Hasta mis propios recesos son parte de la función llamada "Vida"...me guste a no lo que digo, la vida no va a dar treguas, así ría, así llore.


El tiempo no hace tratos, la vida está llena de segundos que no van a parar por nadie, mucho menos van correr más rápido... Y es parte del encanto de esta escuela que pone a prueba hasta al más sensato.
Así que guardo mi corazón, levanto mi mirada al cielo, cojo aire, y salgo de nuevo a escena.


Cada uno sale a escena en su contexto personal, entre su público habitual, en el marco de la vida que fue decidido en el Reparto Universal.
Y es "Hoy", no importa lo que digan los panfletos, te aseguro que este es el momento de la verdad.
Las gradas están llenas de testigos, de gente grande en los pasillos, hay miles de rostros sin nombres, con vidas excepcionales, y sus vestiduras me hablan de honor y reconocimiento final... ¡No, a mí no, esa es la mejor parte!.

Por eso cada acto bien ejecutado cuenta, cada segundo avanzado en la dirección correcta es un logro, cada segundo de mi vida tiene que ser acertado. Y sé que no lo está siendo, aunque lucho por dar al blanco. Así que más vale que me quite lastre, que revise motivaciones, que haga borrón y cuenta nueva, que mi vista fije en la Meta, porque gane a no gane, me aplaudan o no lo hagan, estarán allí con sus vidas a modo de lecciones y ejemplos, de tesoros de vida, que fueron escritos y no fueron pasados por alto para el que tiene el Copyright de mi fe.

Antes corrieron que yo, cantaron en peores situaciones, esperaron lo indecible, se sostuvieron como viendo al Invisible, y taparon bocas, entre ellas, la mía... lo que vivieron fue escrito en el Libro de la vida, en el de la Vida!!

 Así que mi Hoy también cuenta, y es hoy cuando todo sigue, y están allí para alentarme, están allí para recordarme por quién salgo a escena, por qué corro a la meta, para Quién es la corona... y no importa si el mundo me quiere convencer de que es mía, que yo la gané, que la trabajé y me la merecí... da igual si quieren persuadirme de que me la quede... porque yo la pondré a Sus pies.


A los pies de Aquel que parece nunca estar, pero que fue el primero en llegar, que nunca se deja ver, ni tocar, pero es el primero que te abraza y te cubre cuando te quieren apedrear. Al que te dejas la voz cuando clamas, y el corazón recompone cuando parece todo perdido, ... a Ese, sí, a Ese que parece impasible cuando ya no tienes fe, pero que es quien conoce de escuelas, de sufrimientos, de amor inconmensurable, de misericordia, de perdón, de gracia, de tempestades, de multiplicaciones, de recursos y milagros, de silencios, de transformaciones y de cómo resucitar...  Aquel por el que vivo, amo, escribo, canto, corro y muero, a Aquel por el que ya estoy muerta y por Él viva. El que llena con su persona el escenario, las gradas, butacas y la línea de meta. Para Él mi corona, para Él mi ramo de flores, los aplausos, mi vida y la gloria.

 Le pongas en el contexto que le pongas, lo llenará todo.
Así pues... que siga la función, que no es lo mismo que el Show...




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.