©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

jueves, 2 de enero de 2014

Como Pedro por su casa...



¿VES COMO SEGUIMOS CON EL TEMA?

Pedro es el tipo que se pasea por mi vida y mi rutina como por "Pedro por su casa".
Me lo imagino entrando y saliendo de escena al antojo de Dios para decirme algo nuevo.
Creo que tiene la impresión de estar viviendo un "deja vú" o de estar "Atrapado en el tiempo", como en el día de la marmota... pobre... qué majo.
Sea lo que sea, aquí está de nuevo el pibe...

Pues bien, la única orden que llevó a cabo fue pasar al otro lado después de un día duro de evangelismo en el más sentido de la palabra... las campañas evangelísticas son cansadas, llevan horas, llevan carga, llevan escucha, y la lucha espiritual que se vive, quien la percibe, es agotadora, desgasta. 

¿Jesús debió de verlos cansados?, no sé, los envió al otro lado de la ribera, mientras Él se quedaba con la gente y los despedía.

Estoy segura que Jesús no se quedó orando a solas porque sí... porque él cansado estaba como todos; pero estoy segura que sabía que Pedro iba vivir una de las oportunidades de búsqueda y fe, como pocos o ninguno de sus discípulos podrían hacerlo... Jesús oraba.



Los discípulos bien podrían haber dicho algo así a Pedro... ¿no crees? Pero Pedro no estaba por la labor.
De qué va hoy la cosa?... es muy sencillo, porque este tema lo he tocado tantas veces, que para qué insistir en detalles... pues que JESÚS NO LE PIDIÓ SALIR DE LA BARCA, punto.

y ESTO es en lo que siento que me pone a trabajar ahora... 
1. sabe que me es más fácil que ayer, salir de la barca en un acto de fe, pues ya lo he hecho.
2. sabe que estoy dispuesta a poner los pies en el agua,  
pero... 
3. lo que no tengo tan claro es qué motivaciones me llevarán a decidir SALIR y a CAMINAR.

Es muy fácil "obedecer cuando sabemos que Jesús ha dicho: -VEN" , pero en nuestro corazón debemos tener un objetivo claro, una petición exacta, una ambición con propósito, y proyectarsela a Jesús. Lo que quiero, LO QUIERO EN Ti.
-"Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas." (v.28)

¿Su objetivo era Jesús?, ¿Cuál era su motivación? ¿era librarse de la tempestad? ¿Era ser el discípulo de la semana?...¿era presentarle  a Jesús la prueba más retorcida para asegurarse así que la respuesta sería sólo de carácter divino y no humano? ... ¿QUÉ OPINAS TÚ?... ¿cuál es la mía?... ¿Y LA TUYA?

Bueno, me obliga a pensar. No es Jesús quien me pide que ponga los pies en el agua, soy yo quien lo hago con la única intención de ubicar a Jesús en mi situación, en medio de las circunstancias que me envuelven... SOY YO quien decido, que en todo lugar donde Jesús esté, yo quiero estar.
Es decir, mi motivación es, QUE NO QUIERO ESTAR SIN JESÚS EN NINGUNA ÁREA DE MI VIDA. Que si donde estoy yo, no está  Jesús, entonces me muevo de donde estoy y SALGO en su busca.
¿por qué no le dijo: "Señor, si eres tú, ven caminando hacia nosotros".?
o ¿por qué no pedirle que si era Él que calmara la tempestad y punto pelota?

Yo he proyectado algunas de estas "pruebas retorcidas" a Jesús... mil disculpas si he sonado muy arrogante... pero han sido contestadas. He caminado, y me he quedado tan ancha. Pero no puedo vivir de rentas pasadas, no me garantiza que mañana no me hunda, si la fe me falla. Así que cada día mi contador está a cero, aunque mi fe en realidad sea más fuerte. No se suman las batallas ganadas, hasta que la guerra ha terminado.
Mi motivación no era hacer algo loco como caminar sobre el mar, pero reconozco que a Jesús no le pareció loca mi petición. Tan solo digo: -VEN, como a Pedro... y fui.



La verdad, si hubo una historia que provocó una revolución en mi vida desde que era adolescente, fue la de Gedeón y el Vellón de lana. TREMENDA! (tema para otra ocasión, que no cunda el pánico)
Pero bueno, eso, que Pedro y Gedeón me recuerdan que en toda circunstancia puedo pedir a Dios claras evidencias de Su presencia y autenticidad en todo asunto, y no parecer una loca.

Así que voy a centrarme en tener en mi corazón  un objetivo claro, una petición exacta, una ambición con propósito, y proyectarsela a Jesús. 
"Lo que quiero, LO QUIERO EN Ti, y CONTIGO. "

Aishh, cómo me enrollo; no tengo cura... ...ツ             

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.