©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

jueves, 12 de diciembre de 2013

...Alegría de vivir.

 Errores recompensados por la gracia de Dios. Demostraciones vivas de que el amor y el favor del Altísimo está por encima de lo que pueda hacer el ser humano.

Rebosa alegría y vida, es una especie de esponja con unas piernas flaquitas... su nombre es Zoe, "VIDA" 

Nada iguala sus ansias de aprender e imitar, sazonado con un carácter tan afable como impetuoso, da un traspié tras otro, pero CRECE día a día, hora tras hora, avanzando en esta compleja vida.

Me sorprende este ramillete de risas, este montoncito de miradas dulces y abrazos reconstituyentes, como si de un polivitamínico se tratara... puro hierro, pura comprensión de una misma, genuina sabiduría hasta donde su pequeña mente llega... tan sencilla, tan inocente, tan pura y brillante, que me quedo asombrada.

No entiende de pasados, no conoce su historia, aunque se la han contado... no es consciente de obstáculos y no la para sus herencias... es cubierta por todos, querida por todos y juzgada por nadie...  

Tan pequeña y tan frágil, ha derribado el corazón de los más fuertes, tan insignificante como la quisieron parecer, hoy, es el centro de la vida de todos los que la rodean. Ella ríe, todos ríen, ella llora y todos no la pierden de vista... 

Lo que hace el apostar por la vida... lo que hace la valentía de dar la cara... 

Me resulta asombroso que Dios de un giro inesperado a una situación extrema, y borre la vergüenza del momento eclipsándolo con la intervención de Su mano..... obras perfectas e inauditas...

Aaaaaaa, tanto por escribir aun en este pequeño libro de bolsillo, tanto por descubrir hasta hacerse digno de estar entre los más destacados bestsellers , tanto por sorprender en el camino que queda por recorrer... TANTO que al mirarla, uno se llena de esperanza ... y miro al cielo, de donde vino.
Todo don perfecto viene de Él... el hombre puede llamarlo accidente, nosotros lo llamamos VIDA, y Dios la miró y al amarla, la llamó por su nombre: ZOE.

Te quiero, pequeña, porque cuidarte es tan fácil... 
G R A C I A S...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.