©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

domingo, 24 de noviembre de 2013

De qué va?...de que voy!

Podría estar durmiendo, porque te aseguro que es tardísimo, pero Dios me importuna en la noche para preguntarme: 
¿De qué va esto?, ¿Esto va de montañas? ... ¿es cuestión sólo de "esperar en Mí"? ...¿va a caso de fe de esa en la que los individuos sois pasivos?
De esto va, queridos...
Va de
" Por vuestra poca fe; porque en verdad os digo que si tenéis fe como un grano de mostaza, DIRÉIS a este monte: “Pásate de aquí allá”, y se pasará; y nada os será imposible.(Mat. 17:20)"
No dice: "esperaréis a que yo lo quite, u oraréis para que si es mi voluntad..." dice: DIRÉIS... Y eso denota una implicación directa... ¿Por qué se nos habrá concedido una autoridad tan poderosa? será que Dios conoce los corazones y sabe a quién le confía tal privilegio?... a quien posee una fe que arriesga y usa de ese favor con responsabilidad y sabe lo que quiere y por qué lo quiere.

Dios me pregunta esta madrugada: "¡¡¿Qué quieres?!!... pues, ¡dilo! Tu corazón está confiado en mí, tu voluntad es hacer la mía, tus propósitos están enfocados en mi reino... dilo!... deja de acomodarte en la posición más fácil... hay cosas que, en mí, tú puedes hacer... despeja el camino en mi nombre."

Por muchos años he sido una mujer sin ambiciones, sólo por querer "lo que Dios quiera", y el resultado es que parece ser que Dios también tiene un frasco vacío, como yo, en la nevera para los que "no quieren nada".... Por favor... 
No quiero ser de memoria frágil, lo escribo y me piro a dormir... yo, ya he despejado mi camino en el Nombre de Jesús. Ahora, ve tú y haz lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.