©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

martes, 29 de octubre de 2013

La adoración responde siempre a una revelación.


Ser cristiano no es un tema de autoayuda, sino de automuerte... Hablamos de morir cada día a nosotros mismos y dejar que nuestras vidas y nuestra voluntad se someta a Cristo... es eso que tantas veces hemos leído y escuchado de "es necesario que él crezca y que yo mengüe"... es vivir sin doblez. Es hablar y vestir cada día igual que como vamos a la iglesia. Es pensar con la mente de Cristo, es actuar naturalmente de una forma espiritual... es... no dejar a Dios en el templo, es tenerlo DELANTE DE TI, SIEMPRE y en todo lugar, en cada decisión... es dejar lo obsceno, lo vulgar, las simplezas, es SER luz, REFLEJAR A JESÚS....


Me acuerdo de haber oido eso de "si pudieramos verle por un agujerito..."   Dios no nos mira por agujeros, ÉL ESTÁ PRESENTE, siempre. Y si fueramos conscientes de que Su presencia nos rodea, y nos acompaña a cada momento, nos evitaríamos muchas confusiones.
Es llevarlo a trabajar, al instituto, en las salidas con tus amigos, es llevarle a "Las Llanas", al Carrefour a comprar, le sacas a jugar contigo en los partidos de futbol, es más, ves con Él los clásicos y partidillos de poca monta...
No hay escepciones, no se va... porque es un DIOS PRESENTE.
Por eso soy consciente de que reflejo lo que soy y lo que tengo, y yo quiero llenarme de Él y reflejar a Jesús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.