©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

viernes, 30 de agosto de 2013

Qué sabrá el mundo de glamoure!!..

La humanidad piensa que la humildad está pasada de moda... 
Parece ser que la humildad no tiene nada de especial, que es más conveniente en esta vida trabajar a codazos que "codo con codo"... se dice que la humildad es para gente sin carácter, que es "de débiles y flojeras..."... que te pone en último lugar, que te hace perder honor y posición, y nadie acaba reparando en ti... pero hay alguien que poseyendo la más genuina humildad, rompió con esas habladurías. Dios.



"Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.
Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,
 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.
 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre." (Fil.2:3-11)

Jesús nos enseñó un concepto de carácter y principios completamente distintos; nos enseñó que podíamos seguir sus pisadas, tener su mente y hacer las mismas cosas que él, y aun mayores... 
La humildad no es un concepto, es una conducta, un modo de ser, un modo de vida. 
La humildad es una de las virtudes más nobles del espíritu. Los seres que carecen de humildad, no tienen una base esencial para un progreso seguro. Puedes poseer las cualidades más extraordinarias, pero sin humildad, representan lo mismo que un cuerpo sin alma. 
Tú mismo, pero SER HUMILDE,  es reflejar a Cristo!!!

La humanidad piensa que la humildad está pasada de moda, y quizás por eso se nos ve tan andrajosos... ¡¡¡qué sabrá el mundo de Glamoure!!!
Dios tiene en sí mismo el verdadero glamoure de la historia, está vestido de poder, gloria, honra.... vestido de majestad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.