©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

martes, 27 de agosto de 2013

No hable con las tripas!

No hable con las tripas!

Muchas culturas antigüas, entre ellas la judía, tenían la idea de que el asiento de las emociones estaba en las "entrañas". La ciencia incluso habla que el colon tiene tantas terminales nerviosas que se puede considerar un segundo cerebro, al menos uno que se afecta emocionalmente.

Cada vez que escucho a alguien alegar de manera irracional pienso que esa persona está hablando con las tripas, lamentablemente eso se reproduce con facilidad entre los cristianos versus la agenda pública cívica. Tal parece que no conocemos otra forma de expresarnos que no sea "con las tripas". 

Pablo de Tarso es un buen ejemplo de alguien que supo controlar ese aspecto de su conducta. Hechos 17:16 dice: "Mientras Pablo los esperaba en Atenas, su espíritu se enardecía viendo la ciudad entregada a la idolatría. "

Pablo no estaba feliz de lo que veía, ¿qué veía? IDOLATRÍA... con todas las prácticas asociadas a ella.
Eventualmente Pablo tuvo la oportunidad de presentar sus ideas en el más bullado de los escenarios atenienses: El Areópago!
¿Qué dirá Pablo? ¿sacará todo ese
"ardor" que le consume por dentro? Hechos 17:22 nos da la respuesta: "Entonces Pablo, puesto en pie en medio del Areópago, dijo: Varones atenienses, en todo observo que sois muy religiosos..."
¿Les llamó idólatras? no! les llama RELIGIOSOS!! una palabra para nada ofensiva pero que sirve como trampolín para elaborar su argumento en el cuál usa elementos conocido por la cultura local: el altar al "Dios no Conocido" (v.23) y hasta cita al poeta griego Epiménides (v.28) para "validar" sus argumentos frente a una audiencia que apreciaba ese tipo de gestos argumentativos.

Una cosa es sentir algo, otra muy distinta es usar ese sentir y vomitárselo en la cara a otra persona. Esto es válido tanto para el debate personal cómo para el que hace la iglesia frente a los desafíos sociales que enfrenta. No hable con las tripas!! (al menos no con tanta frecuencia)
Piensa... te va a gustar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.