©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

viernes, 2 de agosto de 2013

Mira bien dónde te metes.

Cuando yo estaba en la secundaria, pensé seriamente en unirme a los Marines... aquello fue cuando sacaron los primeros anuncios para "los pocos, los orgullosos, los marines." lo que me desanimó fue que, en aquellos anuncios, todos iban siempre corriendo, siempre. Y yo odio correr. 
Pero sabe qué? no me molesté en preguntarles si podían modificar las normas para mí, de modo que yo pudiera correr menos, y quizá hacer menos abdominales. Eso había sido totalmente estúpido y sin sentido, y yo lo sabía. Todo el mundo sabe que si uno se alista en los Marines,  tiene que hacer cualquier cosa que ellos le digan que haga. Uno les pertenece a ellos.


De algún modo, esa comprensión no se transmite a nuestro pensamiento sobre la vida cristiana. Jesús no dijo que si usted quería seguirlo podía hacerlo de manera tibia. Él dijo: "Tome su cruz y sígame". También dijo:
"O supongamos que un rey está a punto de ir a la guerra contra otro rey. ¿Acaso no se sienta primero a calcular si con diez mil hombres puede enfrentarse al que viene contra él con veinte mil? Si no puede, enviará una delegación mientras el otro está todavía lejos, para pedir condiciones de paz. De la misma manera, cualquiera de ustedes que no renuncie a todos sus bienes, no puede ser mi discípulo" (Lucas 14:31-33).
Jesús pide todo. Pero nosotros tratamos de darle menos. 
Piensalo bien, si estás dispuesto a enrolarte en semejante reino. JESÚS PIDE TODO.

Extraído del libro de "loco amor", por Francis Chan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.