©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

sábado, 17 de agosto de 2013

Me asombra lo que hiciste, me asombras Tú.

"Carecíamos de fuerzas, pero Cristo murió por los culpables en el momento señalado. 
Difícil cosa es afrontar la muerte, aunque sea en favor de una persona buena; no obstante, por un buena causa, tal vez alguien estaría dispuesto a morir. Pues bien, Dios nos ha dado la mayor prueba de su amor haciendo morir a Cristo por nosotros cuando aún éramos pecadores.
Pues ahora que, por la muerte de Cristo, Dios nos ha restablecido en su amistad, con mayor razón por el mismo Cristo nos librará del castigo. 
Y si, siendo enemigos, Dios nos reconcilió consigo mediante la muerte de su Hijo, con mayor razón, ya reconciliados, nos liberará y nos hará participar de su vida. Más aún, el mismo Jesucristo, Señor nuestro, artífice de la obra reconciliadora en el momento presente, hace que nos sintamos orgullosos de Dios." 
(Romanos 5:6-11, versión La Palabra)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.