©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

sábado, 28 de septiembre de 2013

El vacío no está vacío...

Todos piensan que el vacio  es NADA... pero se equivocan.
El vacio está completamente LLENO.

 Lleno de recuerdos, de sonrisas sutiles y carcajadas audibles. Lleno de caminatas contando historias que despiertan curiosidad al alma, lleno de preguntas del momento y respuestas que ya nunca olvidas... el vacío está lleno de pequeñas acciones locas e impulsivas que trasformaron noches comunes en "¿qué está pasando?... Sí, está lleno de pensamientos nocturnos que repasan la trama de ese día... lleno de sueños venideros y conversaciones que te dieron pista para volar.


No está vacío, en realidad, está PLENO... Pleno de amistad, de palabras  y miradas, de abrazos y guiños, imágenes en papel, y escritas en el alma...  Está pleno de lecciones aprendidas, y fracasos contados con cierto respeto y tristeza. Está completo de una curiosa agenda sincronizada, de compartir lo espiritual, de viajes y proyectos... Está pleno de frío y de calor, que al sentirlo de nuevo, lo reconoces y te trasporta. Está lleno de un necesitar más, de una admiración profunda que crece con los días... Lleno de sitios vividos y lugares desde donde se habla... muchos lugares...Está colmado de ánimo dado en momentos insufribles, de lágrimas que no pesan, de oraciones comunes y sobrellevadas.
  El vacío está pleno de satisfacción de logros, de sobredosis de vida y excesos de falta de sueño... está pleno de consultas al reloj y miradas perdidas al tiempo.

No está vacío... está repleto de canciones intercambiadas, de juegos con el nombre, de brindis absurdos, de "Desperados" pendientes y cafés, con leche condensada... de algunas patadas a un balón en el patio de la casa de campamentos, de fotos a traición en una capilla vieja, de conversaciones entre un Pc y un MP5 viejo, de un caminar descalzos por el paseo de la playa, de sentirnos privilegiados por tener un lugar donde pasan miles de personas cada día, solo para nosotros.... Repleto de expresiones escritas que confunden culturalmente y risas uno a costa del otro, de complicidades y regalos, de amigos ajenos que se hacen comunes, y amigos que yo no conozco pero que ellos sí me conocen a mí... 

Un vacío lleno de informes detallados del día, de trabajos hechos mientras uno espera o viaja, de golpes con el mazo entre cosas que contamos, de guardias acompañadas, de retrocesos y miedos, de una esperanza en seguir y vivir, de oportunidades perdidas y opciones descartadas, de anhelos que podrían verse truncados... 

De oír tu voz después de meses y sentir que no ha pasado el tiempo, de un no saber qué hacer, porque en realidad sí pasó... De no querer mirarte y seguir atada... De, al menos, sólo sentir mariposas, y no un zoológico entero al verte, escucharte, leerte o pensarte... de provocar un fluir de silencios por mutilar las palabras, de un "cuídate" y un "te estoy cuidando"... De un me voy por no perjudicarte, por no romper tus sueños y tu vida "planeada", de un adiós por amar demasiado y ser por lo visto, para ti, demasiado complicado, de un tiempo que no beneficia, de kilómetros reales. 

¡¡¡Ehy, está lleno de infinidad de cosas!!
El vacío es distinto para cada persona, porque está lleno de cosas diferentes...

El vacío no debería de llamarse nunca vacío, porque no está precisamente vacío... Está lleno de cosas que hubieron, que existieron, que fueron.... ya ves, en realidad, solo es AUSENCIA.
... y este vacío mío, está lleno de ausencia de ti...



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.