©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

martes, 4 de junio de 2013

Un Dios enfocado.

(Efesios 1:3-10)

Te veo a ti, Dios, tremendamente lleno de sueños y planes. Veo que NO IMPROVISAS, que tienes todo resuelto, escrito y preparado; que dispones del tiempo y del control en Tu mano, que no te detienes ante contratiempos y cambios de planes humanos, que no te decepcionas por la negativa de la humanidad, porque conoces a cada uno desde antes de nuestro principio y aunque conoces nuestro responder nos amas con un amor eterno.
Veo una misericordia tal, que a pesar de todo eso, envías a Tu Hijo
, lo envías aun sabiendo que muchos no lo aceptarán, que muchos se perderán, lo envías sabiendo que muchos Te fallaremos, aun después de haber creído en Ti...  pero no das marcha atrás, no desistes, no abandonas, no haces nada humano, no amas menos, sino que nos bendices con toda bendición espiritual en Cristo.
Te veo, y veo a un Dios enfocado en el hombre y no en Sí mismo. Un Dios enfocado en hacernos bien, en permitirnos ver Tu corazón y Tu sentir, en disfrutar la salvación, en desarrollar Tu carácter en nosotros y hacernos herederos, no criados... Nos has comprado con la sangre de Tu hijo, nos has llamado hijos... y eso conociendo al hombre.... y no sé qué decir!!
Nunca alcanzaré  entender la magnitud de todo lo que haces y está a mi alcance, de ese amor que te mueve a DERRAMAR TANTA GRACIA!!
Y sólo puedo sentirme tan agradecida como deudora, y todo lo que puedo hacer o decir me es insuficiente para todo lo que Tú has hecho en mi favor.
Te has enfocado en mí y yo no quiero mirar a nadie más! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.