©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

martes, 11 de junio de 2013

Llueveeeeeeeeeee....

"La Biblia dice que el Espíritu Santo viene como lluvia sobre nosotros. En muchas ocasiones se utiliza esa imagen, porque las bendiciones de Dios siempre se "derraman". El amor de Dios siempre nos "empapa" por completo. Cuanto más cruel sea la aridez del desierto, más refrescante es su lluvia. Cuando parece que el calor agobiante nos impide dar un paso más, Dios restaura nuestras fuerzas haciendo brotar sus ríos de agua viva.
¡Además el agua también tiene que ver con la aventura! Esos ríos de agua viva (cf. las palabras de Jesús en Juan 4) no sólo nos refrescan, sino que también nos llevan a deslizarnos de una manera diferente por la vida.

 No está hablando de tres o cuatro gotas llenas de vida que caen del cielo, ¡No! Lo que Dios nos regala son ríos enteros que surgen de nuestro interior. Cuando alguien conoce al Señor, el aburrimiento desaparece, la monotonía pasa a "peor" vida, porque quienes pasamos a mejor vida somos ¡Nosotros! 

Esa es una de las ideas claves en la vida espiritual. Ya que el Espíritu de Dios se presenta como agua, ¡Tenemos que sumergirnos completamente en Él! 

No se trata de beber unos tragos, sino de nadar en la abundancia"


Del libro "Mejora tu ritmo" de Jaime Fernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.