©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

miércoles, 15 de mayo de 2013

NADA en absoluto, QUEDARÁ SIN CUMPLIR...NADA!



" La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él.
 Pero más fácil es que pasen el cielo y la tierra, que se frustre una tilde de la ley." (Lucas 16:16-17)




Dios ha anunciado por medio de los profetas lo que estaba por venir, la llegada de Jesús, era el cumplimiento de todo lo anunciado, antes de su nacimiento, muerte y resurrección,  y de hecho, con Jesús se abría las puertas de credibilidad antes los ojos de los hombres, a todo lo venidero. Jesús era, y es, el DESEADO DE LAS NACIONES.. 
La llegada del Mesías, daba VERACIDAD a los profetas y a las Escrituras, su RECONOCIMIENTO como tal abría el camino de salvación.... Lo que fue anunciado, cada rollo, cada visión, cada palabra por boca de los profetas DECLARABA a Cristo, anunciaba Su reino, el único plan de salvación y mayor acto de amor y redención en la historia. Y aun hoy, nos da veracidad aun sobre lo que estamos esperando, su próxima venida.
  NADA en absoluto, QUEDARÁ SIN CUMPLIR...NADA! 

Juan se desvivió por preparar el camino a Jesús, por presentarle como Mesías, por enseñar el camino a Cristo, y reconoció Su autoridad frente a las multitudes. Todo lo que fue anunciado por él, y hasta él, fue enseñado y fue obedecido por quienes les seguían. No presentado como palabra de hombre, sino con poder de Dios, como Palabra de Dios. Jesús declaró que Juan el Bautista constituía el hito de una época. La antigua dispensación de la ley rigió hasta que él comenzó a proclamar la llegada del Mesías y a anunciar el reino de Dios. La predicación de las Buenas Nuevas, el evangelio, abría los ojos del pueblo, y la gente se abría paso por entrar en el reino y aceptar el plan se salvación.

Su llegada anunciada, el poder de sus palabras y su vida, su muerte por mí, el perdón de mis pecados, su ascensión, TODO lo que encerró la persona del Señor Jesús, da VERACIDAD A CADA UNA DE SUS PROMESAS EN MI VIDA. Porque, NADA en absoluto, QUEDARÁ SIN CUMPLIR...NADA! 

Es mucho más que consolador, es sentirme SEGURA en el VERDADERO. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.