©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

martes, 14 de mayo de 2013

¿Me quieres o no me quieres?, acabemos de una vez...

"Y si no fuisteis fieles con lo ajeno, ¿quién os dará lo vuestro? Ningún criado puede servir a dos señores, porque aborrecerá a uno y amará al otro.
Estaban oyendo todas estas cosas los fariseos, que son amigos del dinero, y se burlaban de él.  Y les dijo: "Vosotros sois los que os las dais de justos delante de los hombres, pero Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación."  (Lucas 16:12-15)


"Los fariseos amaban el dinero", no generaliza, "los que escuchaban", "la gente"... dice que precisamente ellos, "los fariseos, escuchaban hablar de esto a Jesús y se burlaban de él"...¡¡se partían de risa!! ¡¡Los fariseos!!... y este dato me hace pensar cómo la religión ha podido llegar a ser un negocio tan lucrativo... La posición de los fariseos era muy buena, de hecho, podrían pensar que tanto éxito económico y el ser tan religiosos y tan poderosos, era una bendición de parte de Dios y que Dios se sentiría orgullosos de ellos por ser tan correctos, serviciales y espirituales...  y aunque se sentían en la zona de seguridad, lo cierto es que estaban en peligro. ...¡¡Personajes ilusos, de haber tenido un corazón que amara a Dios en verdad, se hubieran posicionado con Jesús, en lugar de haberse burlado de él. Allí desnudaron su alma.!!

Puedo justificarme todo lo que quiera, incluso, puedo contar con la APROBACIÓN  y ADMIRACIÓN de todos los que me rodean, ser una persona de "éxito, de espiritualidad y moralidad correcta", pero lo cierto es que, lo ÚNICO que cuenta es, LO QUE PIENSA Y APRUEBA DIOS.
Y atent@: porque el cierre y conclusión de Jesús fue: "lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación."   no creo que dijera eso, si no quisiera decirles que andaban muy lejos de agradar a Dios por ese camino que iban... Amaban a Dios? sí, pero amaban todavía más las riquezas y la posición... 


El corazón siempre se decanta por una cosa u otra. No puedo servir por igual. Y en verdad, aquí, en cuanto a las riquezas... o sirvo a Dios o sirvo al dinero. Pero no hay más opción.
Si procuro antes suplir mis "necesidades", entonces no me será posible servir en el reino. No hay vuelta de hoja.

Cuando era una adolescente, y mi padre me veía con "mal de amores", me decía bromeando: ¿Me quieres o no me quieres?, acabemos de una vez!!... para preguntarme si el chico me quería a no, o si se decidía de una vez por todas, o no... y siempre acabába sacándome una sonrisa. 
 Bueno, a Dios no le hace falta preguntárnoslo.......simplemente, LO SABE. 

Es urgente que decidamos, HOY, qué es lo que más ama nuestro corazón, porque no sólo el dinero está en la balanza...  ¿Hoy será tiempo de decisión.? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.