©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

martes, 23 de abril de 2013

la higuera

TEXTO: LUCAS 13:1-9


Vaya...¡A dónde iremos con nuestra pretensión y nuestra altivez de espíritu, creyendo que hay grados de pecados!!.

Jesús después de los comentarios acerca de lo que les había sobrevenido a aquellos galileos, (horrible, por cierto) corrige el concepto equivocado de que aquella muerte tan horrible les había sobrevenido por ser más pecadores que los demás. Es más, no vino a formular preguntas, vino a provocar respuestas internas en los corazones de la gente. Vino a despertar el hambre y la necesidad de Dios, y la urgencia de una toma de decisiones, de un cambio de rumbo hacia Dios. No les preguntó  si pensaban que aquellos eran más pecadores y merecieron mayor castigo; sino, entended que "NECESITÁIS ARREPENTIROS URGENTEMENTE, tal y como ellos."

Y no sólo se quedó ahí, sino que le dio un carácter serio y determinante a su toque de atención. NO QUEDA TIEMPO.  Jesús utiliza la parábola de la higuera estéril, para mostrar la situación espiritual de Israel. El dueño de la viña representa a Dios; el viñador es Jesús, y la higuera el pueblo de Israel. Jesús muestra su amor intercediendo al Padre por "un año más"... OPORTUNIDADES DE FAVOR. (Eso es GRACIA)
El tema es: SEÑORES, NO HAY FRUTOS!!... ni frutos de fidelidad, ni frutos de arrepentimiento, ni frutos de justicia, ni de crecimiento, ni de visión, ni de conocimiento profundo de Dios, ni de santidad, ni de no adolatría, ni de amor, ni de apego; no hay frutos.

La figura constante que usa las Escrituras para la vida del creyente, es "un árbol."  Un árbol que da fruto, que crece, que tiene vigor, que echar firmes sus raíces, que no tiene miedo del tiempo de sequía, que da sombra... que es únicamente así, porque está conectado, arraigado, apegado, nutriéndose de corrientes de agua, de vida.... que es Jesús.
 "Será como árbol plantado junto a corrientes de agua, queda su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará." (Sal.1:3)
"Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová... porque será como árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente achara sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigara, ni dejara de dar fruto."   (Jer. 17:7-8)

Así que todo árbol que no está ligado a Cristo, muere, y muere sin frutos. Ocupa sitio, y es cortado.
Vivimos en el tiempo de gracia, y lo cierto es que eso nos salva, la misericordia y paciencia de un Dios de amor infinito por el que intercede Jesús... sino, estaríamos fulminados hace tiempo.
Es asombroso su amor tan profundo, y es asombroso las oportunidades que nos da... pero debo ser consciente de que vivo delante del Dios de amor, como del Dios de justicia.Por eso, hoy, debo de tomar conciencia de mi estado, de que mi corazón no esté desarraigado de Cristo, de arrepentirme, y de aprovechar bien las oportunidades de favor. No vaya a ser que esté en mi "un año más"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.