©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

lunes, 29 de abril de 2013

Cuánto vales?

Texto: Lucas 14:1-6

Siempre al acecho, qué pesados.. Cuánta curiosidad y necesidad despertaba este hombre...
Llegaba el sábado y le "esperaban a la vuelta de la esquina", buscándole las mil vueltas... Y eso que ya se estaban quedando sin recursos...
Pero Jesús no pensó en no dar más que hablar, en que se calmara las cosas, en ser agradecido con la invitación de aquel gobernante y no molestar. Jesús tenía claro lo que vino a hacer, y no vaciló. Sanó a aquel hombre enfermo de hidropesia, y no porque no tuviera valor para decirle: "ya lo siento, muchacho, pero es que es sábado, y no puedo sanarte, ya ves, se me parte el alma".. Lo hizo porque estaba en Su mano sanar y su corazón fue movido a misericordia y amor.

Cuánto vales?
Vino a buscar lo perdido, a declarar al hombre que vale más que un sábado, a sanar al enfermo, a libertar al oprimido, a morir por cada uno de ellos y a marcar la historia, en el tiempo que vivió, y en el mío.
Jesús vino a insistir en que es más importante traer luz que mantener a la humanidad en oscuridad, que tiene prioridad la misericordia sobre las reglas y liturgias, sobre las tradiciones y ceremonias, sobre las leyes que quitan la vida y da rienda suelta a la muerte. Que debemos ser parte del mover de Dios, traer Su respuesta al clamor de las almas que sufren. Allá donde vayamos, no podemos permitir que nos involucremos en formas rígidas de religión que no dan lugar a lo espontáneo de Su llamada, ni a lo inesperado de Dios.

Para Jesús, es más importante sanarnos a que guardemos cualquier ceremonia o precepto. El vino a traer relación en lugar de religión, Espíritu que vivifica, y no letra que mata... vida y no muerte, libertad y no condenación...
El hombre se molesta por lo que es suyo, sea el día que sea y Dios hace más que eso. Rescata, sana, busca, transforma, vivifica, visita y salva, porque somos criaturas suyas.
Cuánto vales?...
...Santo cielo, vales más que un burro.!! ... vales Su Hijo, Jesús!
Mi reto es no seguir la rutina establecida cuando Dios me trastoca la agenda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.