©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

martes, 21 de febrero de 2012

Con la música a otra parte...

Cerrando una etapa de casi tres temporadas de gospel en Burgos.
"No es lo que leemos, sino lo que recordamos, lo que nos hace eruditos. No es lo que nos proponemos, sino lo que hacemos, lo que nos hace útiles. Y, no son unos cuantos deseos tenues, sino una lucha de por vida, lo que nos hace valientes." — Henry Ward Beecher 
Dedicada a este momento, en el que paso de nuevo el testigo, llevándome conmigo momentos tan  increíbles como duros. Me llevo la experiencia de ver cómo unos brazos doloridos y una mente bloqueada experimentó el cumplimiento de ese curioso pacto divino que tenemos Él y yo a medias. 
 Ha sido un gran tiempo de hacer partituras, grabar pistas, levantar músicos, avanzar camino con un coro,   de skype hasta la madrugada con tutoriales para músicos, de romper con la vergüenza, tragarme mis lágrimas, aprender a dirigir, trabajar en equipo y en soledad, aprender de cada detalle de los grandes maestros y también de ver la evidencia de que los más pequeños son los más grandes, cumplir sueños, proyectos comunes y personales, y batallar con oposición, pero también entre risas y momentos inolvidables... Han sido tantas cosas, y todo en medio de la etapa más dura de mi vida. Aun así, si algo tengo que destacar como inolvidable: La instrucción y revelación de Dios en medio de la noche... sólo por eso, volvería a vivirlo TODO de nuevo!
Pero ahora, Dios me llama a otra cosa... viene un tiempo nuevo , y todo acaba...(de momento).Tengo un  duro trabajo, y quizás, más arduo trabajo que el que dejo atrás... pero me siento profundamente agradecida, porque he sido parte de un tiempo, en el que Dios, sin saber por qué, contó con mi persona, con mi ABC, y mi corazón quebrado hasta el final. Estoy asombrada de Su trabajo y de Su mover en mí, porque nunca pensé que depender así de Él  me hiciera aprender tanto, y experimentar Su poder de esta manera!! 
Su trato fue tremendo en algunos aspectos... Me siento enseñada desde el mismo cielo. Doy gracias por gente que me enseñó humildemente como Eunice y Dani. Por Nohemy, que con su ausencia me dio la oportunidad de vivir esta aventura y depositó su confianza en mí. Especialmente, por Miriam, pues trabajar con ella al principio me costó muchísimo, pero al final la quiero con locura.  Al coro, por el esfuerzo y tantos logros alcanzados. Y a los músicos, el mejor tiempo ha sido con vosotros. Chapó!  
He metido la pata tantas veces, que creo que tengo bastante faena por delante. Y a ello me pongo. Estoy preparada para lo que viene ahora. No voy a negar que tengo miedo, porque toca dique seco, y eso siempre es duro, pero estoy confiada, porque sé que Dios tiene para mí cosas que aun no puedo llegar ni a imaginar, y Su trato conmigo es siempre para bien. Me esperan cosas que no voy a tener que esperar a verlas cumplidas en el cielo, sino aqui, y en este tiempo. Un nuevo proyecto entre manos, en el que tampoco tiene por qué faltar la música, pero desde otro enfoque. Por ello, he parado el mundo, he parado el tiempo, he parado a la gente, a sus prioridades y expectativas... porque ahora, ahora "me toca a mí"
“Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová en la tierra de los vivientes. Aguarda a Jehová; Esfuérzate y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová.” Salmos 27:13-14
 
TODA MI GRATITUD, ADMIRACIÓN, GLORIA Y  APLAUSO... ES PARA TI, SEÑOR, el Músico Principal, pues mi alma sabe, que ha tenido el mejor Maestro. Mis dones, siguen a tus pies.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.