domingo, 18 de diciembre de 2011

Hay personas que se cruzan en nuestro camino, no para quedarse, sino para darnos una gran lección.

Nos conocemos desde que yo tenía 13 años, y nunca pensé que llegaríamos a trabajar juntos... Dios tiene planes locos, pero agradezco una locura tan perfecta!...
GRACIAS, por todo lo que me habéis enseñado, por todo lo que no os habéis guardado para vosotros; por haber sido desprendidos de lo que Dios os ha dado y compartir conmigo TANTO en mis comienzos.

Nunca llegáréis a  saber la necesidad que he tenido de vosotros, pero Dios ha suplido vuestra falta en medio de la noche...  nunca hubiera podido experimentar nada igual...

Gracias, porque vuestro caracter me ha enseñado en medio del rodaje, y he visto en vosotros  en cada instante a Jesús.

Hoy creo que Dios ha sido bueno conmigo y vuestro GRAN trabajo en silencio y tan presente ha sido un referente para mi.
No creo que lleguéis a imaginar cúanto bien me  habéis hecho.

Vuestra recompensa en el Señor no será en secreto... y sé que Dios os añadirá cada día más, en vuestras vidas, en vuestra casa, y en vuestro ministerio.
 Que Dios abra el cielo sobre vuestra cabeza, bendiciendoos tanto como habéis bendecido mi vida. Que Él prospere todo lo que vuestra mano toque, y proyecte sobre vosotros mayor unción. Os amo, profundamente. Y sé que lo sabéis.
Hoy me apetecía plasmarlo aqui, porque durante el dia de hoy os tengo en mi mente, y no entiendo el por qué... pero quiero honraros, porque os quiero, y porque mi alma no olvida lo que ha aprendido.
Gracias por compartir más allá de la musica, por vuestros ánimos y abrazos, por las miradas de ánimo y aliento, por los proyectos realizados juntos y por creer que era capaz de avanzar. La distancia no hace que paséis desapercibidos, os echo de  menos y necesitaba decirlo... ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.