©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

sábado, 19 de noviembre de 2011

...cuando sabes atreverte... ;)

Es cierto que muchas cosas me dan miedo, todo lo que desconozco y no controlo, acaba llenando mi alma de un cierto temor. Sé que no estoy sola porque siento tu mano cogiendo la mia, y hasta sé que nunca me enfrento a nuevos retos si no estás conmigo... Aun cuando mi vuelo no ha sido errado, pero sí precipitado tengo evidencias de que Tu presencia me abrazó en cada momento. Y aunque haya podido sentir soledad,  sé que nunca me has dejado sola.... Acabas rompiendo mis miedos y me ayudas a atreverme a hacer cosas que jamás imaginó mi mente tan pequeña...

Sé que mi vida es tu proyecto, y que cada reto forma parte de esa escuela que perfecciona mi vuelo. Cada detalle es un regalo que presentas a mi vida y cada vez que amanece me dejas sentir la fuerza del sol y me das el mejor lugar para ver esos atardeceres tan sobrecogedores... 
Pero sé que me mata el celo, y aunque se me da de miedo esperar, también sé que espero gruñendo como un animal que no procede a mi porte...
Me has dado alas, y siento que estás sanando poco a poco cada herida que hizo que pospusiera mi viaje. 
Te amo, porque a pesar de mis equívocos, admiras mi pequeña vida y contemplas mi insignificante vuelo con la intensa atención de una madre que lanza  a su cria por primera vez al vacío.
Por cada socorro prestado, por cada lección aprendida, por cada prueba superada, o por cada reprimenda merecida... GRACIAS... porque a veces he volado alto, y sin duda te lo debo a Ti. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.