©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

sábado, 13 de febrero de 2010

Esta sensación de libertad y espacio...

No sé muy bien cómo explicar esta sensación de libertad y espacio. Que no hay paredes, ni techo, que no hay patrones, ni esquemas… que tan sólo respiro, sin temores, ni tensiones.
Dios nos ha cambiado el rumbo, nos ha hecho recibir lo que nuestra alma necesitaba. Se han ampliado horizontes, nuestra visión aún va más allá que entonces… no hay barreras, no hay reparos, tan sólo vemos y vamos…. Y Dios sigue cumpliendo cada una de Sus palabras.

Puede que nuestro cuerpo esté resentido, y los dolores ahora salgan con toda su fuerza, la opresión ha sido mucha, pero estamos ciertos, que cada mañana estamos más cerca de alcanzar Sus promesas, porque para cada una de ellas el tiempo de cumplimiento se acorta.
Somos embestidos de poder y Su fuerza es la que nos mantiene en pie. No hay gracia mayor recibida. Y nuestras manos ya no están heridas, ya no están cansadas.
En unos días termina una etapa de búsqueda y comienza otra… lleno de retos inesperados, de notas, partituras, conciertos y otros desvelos… días llenos de novedades y recuerdos que aún no hemos vivido. Entre gente que ya parece de toda la vida, y con la nostálgia de aquellos con quienes hemos intercambiado trocitos de alma.
Pero Dios tiene nuevos planes, tiene novedades impensables, y doy fe de ello…no voy a entretenerme, no voy a perder mi tiempo…. He recobrado fuerzas, las de dentro, he recobrado esperanza, vida, y no lo he hecho sola…. Muchas cosas hay por delante, así que, como Él mismo dijo hace unas semanas: “Él es el que llama a las cosas que no son, como si fuesen”... ¡ y yo lo creo!
Asi que… voy a por mi nueva historia con Dios!... voy a por ella!... y si no te apuntas… da igual…. Yo… te la contaré de todas formas….

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.