©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

lunes, 4 de mayo de 2009

Decisiones Correctas

Decisiones Correctas
"...En el día que temo, yo en ti confío... Esto sé, que Dios está por mí." (Sal. 56:3,9)

El mundo en el que vivimos nos ofrece un ritmo de vida acelerado, todos vamos de prisa y obtenemos en 3 minutos lo que antes tardábamos 1 hora...ADSL, Pizzarápid, McDonals, cursillos intensivos... Pero, ¡Qué frustre cuando esto no ocurre en nuestra vida!
Nos pasamos la vida enfrentando situaciones que creemos no estar preparados y pedimos a gritos un secreto para no equivocarnos y tener éxito.... Estudios, trabajo, noviazgo, amigos, ministerios...También esto ocurre en nuestra vida espiritual... Nos sentimos desanimados y fracasados cuando cometemos torpezas.... ¡pero!, deberíamos aprender algo. Dicen que...

"Un hombre joven fue nombrado para la presidencia de un banco a los 32 años. La promoción a este puesto estaba más allá de sus sueños y lo asustó bastante, así que se dirigió al venerable presidente de la junta directiva para pedirle consejo de cómo convertirse en un buen presidente de banco.
-"¿Qué es lo más importante que yo debo hacer como nuevo presidente?" le pregunto al viejo hombre.
-"Solo toma decisiones correctas," fue la respuesta de aquel amable hombre.
El joven pensó un momento sobre ello y dijo:
-"Muchas Gracias; eso me ayuda mucho. Pero, ¿puede decirme cómo tomar decisiones correctas?"
El sabio hombre respondió:
-"Experiencia"
El joven, molesto, dijo:
-"Pero Sr. Presidente, yo no tengo la experiencia que necesito para tomar decisiones correctas. ¿Cómo tendré experiencia?"
-"Malas decisiones"- fue la respuesta del viejo hombre.


¡Ups...! No nos gusta aprender a base de golpes, pero deberíamos de valorarlos porque cada uno de ellos es a nuestro favor, aunque mientras nos duela no lo veamos así.No te hundas cuando la gente no tolere tus fallos y caídas, el personal es exigente, pero tú, levántate y ponte a trabajar de nuevo... No naciste enseñado, puedes equivocarte, es parte del proceso, pero no tienes derecho a escudarte en eso.
La madurez espiritual es un proceso, es necesario adquirir conocimiento, el que te da Dios a través de Su Palabra y a través de tu vivir diario. Pero también se adquiere cometiendo errores. No te desanimes si no eres capaz de llevar una vida cristiana perfecta ahora mismo. De eso se trata tu compromiso. De valorar lo que tienes entre manos e intentar tomar decisiones correctas bajo el temor de Dios; y si te equivocas, rectifica y aprende para no tropezar en la misma piedra. No repetir los mismos errores te hará saber que estás madurando. Ten paciencia. Si caes, ponte en pie y sigue caminando. Pero... ¡Nunca abandones!
Así que, en medio de cualquier situación que tengas que enfrentar, aprende de tus malas decisiones, éstas te darán experiencia para tomar las correctas.
"...En el día que temo, yo en ti confío... Esto sé, que Dios está por mí." (Sal. 56:3,9)
D.T.B

E.V

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.