©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

domingo, 20 de julio de 2008

.. Pedro, me amas?- ... por supuesto, Señor, Tu pregunta me ofende!


¿Puede alguien explicarme por qué todo un pueblo permanece dos horas ausente, inactivo, callado y entretenido, sentados con sus gordos culos espirituales mientras engordan, engordan, y engordan sin dar ABSOLUTAMENTE NADA?
¿Es que incluso hay que forzarles a dar palmas? ... siempre con el puño levantado al cielo, recibiendo sin ver lo recibido y disfrutando de Sus últimos tesoros, se olvidan de que Dios no es la lista de la compra... y allí están, se emocionan por momentos, y algunos ni se dejan emocionar siquiera.
¿Puede alguien explicarme por qué me siento como el bufón del palacio del Rey?.. por qué los tres de siempre son los que levantan su voz, sus manos, su alma, estén bien, estén mal, bendecidos o en pruebas, alegres o destrozados....?
¿Por qué son puntuales en su trabajo y roban a Dios cada domingo más de media hora? ¿Por qué la gente lo primero que se quita es de ir a la iglesia, o de cualquier cosa que tenga que ver con Dios?..
Qué imagen tan penosa, 70 personas, 50, 120 ... de pie, en silencio, en la audiencia con el Rey...
¿Dónde está el corazón de este pueblo?... ¿por qué no levanta nunca cabeza, siempre llorando, arrastrando los brazos caídos, y cantando la misma canción de angustia, tristeza y decepción?

Ni siquiera los jóvenes con toda su juventud, fuerza y marcha en el cuerpo... no lo entiendo, permanecen tiesos como un palo, lo contrario que en los bares, que los pies les marchan solos...
¿No es la Presencia de Dios suficiente para esta iglesia?, ¿No le emociona, no le satisface, no consigue captar su atención, no le provoca hablar con Él?... ¿Este pueblo conoce a Su Dios? ¿... nadie tiene Palabra? ¿... a nadie en esteeeee pueblo Dios le hablaaaaaaaaa?
... y entonces, por qué tanto silencio, por qué tanto vacío, por qué tanto desierto, y enfermedad?
Futuras generaciones sólo seguirán nuestra apatía y desconcierto... no vendrán tiempos mejores, a menos que el pueblo deje de ser su propio dios.
No se sacian, no se calientan, no prosperan, no sanan, ... no velan a Sus puertas cada día... por eso, siempre hay silencio, hay apatía, hay indiferencia... por eso no hay cambios, y cuando los hay no perduran, se desvanecen, y son de memoria frágil...

... Pedro, me amas?- ... por supuesto, Señor, Tu pregunta me ofende!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.