©Copyright

Todos los artículos con la etiqueta "Escritos" y "Eni Vidal" están sujetos a derecho de autor.

jueves, 19 de julio de 2007

EL LIFTING DE DIOS.

En-hacoré -- D E V O C I O N A L --

EL LIFTING DE DIOS.


“ Naamán enfurecido se fue diciendo: Yo pensé que iba a salir a recibirme, y que de pié iba a invocar al Señor su Dios, y que luego iba mover su mano sobre la parte enferma y que así me quitaría la lepra.” (2ºReyes 5:11)


Lee: 2ºReyes 5:9-15

Me imagino la cara que puso Naamán cuando el profeta le dijo que Dios sanaría su lepra metiéndose siete veces en el río Jordán.... Sobretodo, porque él estaba esperando que si “el Dios de Israel ” tenía que sanarlo, por lo menos que le mandara algo más original y que el proceso fuese como más ritual y espectacular que no un bañito en un río de poca clase....
Así que, ahí le vemos protestando por la poca profesionalidad de Dios y marchándose con su cuerpo cayéndose a cachos. (¡Es una pena!...Porque solo experimentan el lifting de Dios en sus vidas aquellos que no le cuestionan Su manera de obrar.)

Quizás te parecerán de mayor categoría para ti, un par de ríos de cualquier otra parte, pero, ¡fíjate, que en ellos no habrá la manifestación del poder de Dios para tu vida!... ¡Ten por seguro que si Dios te pidiera que te revuelques en un charco, es que ahí habrá poder de Dios de lo alto! ...Pero claro, eso vete tú a decírselo a Naamán...
Por poco se sentencia a morir de lepra por tanta incredulidad, ¡Y ya vés, que le fue de un pelo! No sabemos si los criados tuvieron más fe que Naamán o tan solo por no oírle quejarse por sus dolores le retaron a obedecer, pero el caso es que le hicieron pensar y Naamán entró en razón.
La verdad, es que nosotros esperamos ver las Grandezas del Altísimo después de grandes ordenanzas y rituales; y cuando Él nos pide pequeñas cosas en nuestra rutina diaria, le miramos diciendo: -“Mira Dios, no tengo tiempo para chorradas divinas, pídeme algo más serio que no sea hacer el payaso en pleno siglo XXI, anda.”

Detrás de honrar a tus padres se esconde la grandeza de la prosperidad de Dios (Ef.6:2-3), detrás de buscar su rostro cada día por medio de su Palabra, de clamar a Él en medio de tus problemas (Jer.33:3) encuentras la voz del Maestro enseñándote cosas muy especiales... Detrás de poner a Dios por encima de todo hallarás a un Dios que te da TODO Y MÁS, (Mat. 6:33)... ¿Sigo?.... ¡Ni hablar!...Las grandezas son cosas de Dios, nunca lo olvides. Él pedirá cosas del tamaño de tu capacidad y tu obediencia las transformará en GRANDES y sobrenaturales a través de Su Poder.
Puedes estar seguro, que darte un bañito en un río “cutre” traerá sanidad, renovación, provisión, respuestas o la profunda convicción a la que llegó Naamán, que NO HAY DIOS en toda la tierra, SINO EN TI. (Claro, después de darse el bañito.)
“Naamán fue y se sumergió 7 veces en el Jordán... y su carne (experimentó el mejor lifting de Dios) ...se volvió como la de un jovencito, y quedó limpio.” (V.14)

DIOS PRUEBA LAS PEQUEÑECES PARA NO DAR GRANDEZAS A LOS SIMPLES.
E.Vidal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.